El pasado 4 de Septiembre fue un gran día para las ONGs de la Región de Murcia. En la Asamblea Regional se daba un paso decisivo para afianzar el papel que en nuestra Comunidad están haciendo organizaciones sin ánimo de lucro, las del tercer sector, en beneficio de las personas más vulnerables: ancianos, niños, discapacitados, etc.
Dª Violante Tomás mostró una enorme sensibilidad en la exposición de motivos de la propuesta del decreto que servirá para empezar a cambiar el panorama de los Servicio Sociales en la Región de Murcia. No podemos hacer más que comunicarle nuestro más sincero agradecimiento por el emotivo detalle de nombrar a casi todas, si no a todas, organizaciones que actualmente desempeñan su labor en Murcia.
Si bien es cierto que la mayoría de los grupos de la oposición se decantaron por aprobar un proyecto de Ley, en lugar del decreto en si, hay que reconocer que alguien tenía que dar el primer paso y que la reforma de la Ley 3/2003 no ha sido tan reiteradamente puesta en el escenario político para su actualización, como tantas otras normas, tal y como dijeron los otros grupos políticos.
Lo de menos ahora es quien se lleva la medalla política, sino la valentía de sumarse a participar en un proceso, en el que desde el primer momento ya lo estamos haciendo grandes organizaciones y federaciones como Mensajeros de la Paz, CERMI, o Lares-Murcia, entre otras, a petición de la propia Consejera, Dª Violante Tomás. Ojalá, la ambición política no ponga reparos nimios a un proceso del que dependemos todas las entidades no lucrativas de Murcia.