En la mañana del viernes 30 de octubre, la Residencia Virgen del Mar gestionada por la Asociación Mensajeros de la Paz Murcia, quiso festejar un año más la víspera del día de Todos los Santos.
Fue una pequeña fiesta muy animada, en la que siguiendo la tradición, no faltó el puesto de la castañera como una de las figuras que aúnan esta festividad. Residentes y familiares comieron castañas y boniatos asados, mientras que los mayores rememoraban y contaban sus costumbres en estas fechas y opinaban sobre la cada vez más instaurada fiesta de Halloween.