La mañana del miércoles 13 de enero, un grupo de mayores de la Residencia Virgen del Mar, gestionada por la Asociación Edad Dorada Mensajeros de la Paz Murcia, se acercó hasta la plaza de la Iglesia de San Antón con motivo de las fiestas patronales.
En toda Cartagena se conocen por su rica gastronomía, su alegría en la calle y por la bendición de los animales. Así que, nuestros mayores, como unos vecinos más, salieron a tomarse un aperitivo en el que no pudo faltar el plato estrella, el famoso pulpo de San Antón, así como los tradicionales rollitos de este día.
Fue una jornada muy bonita, y sobre todo llena de recuerdos para los sanantoneros que contaban al grupo como celebraban esta festividad.